Pequeñas historias

0
(0)

Se quedaron sin cueros

Ricardo Sánchez Gómez

El infortunio sucedió en inmediaciones de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional. Unos jóvenes que departían alrededor de una caja de vino Clos se hallaron a la deriva, sin cueros, después de que el encargado de enrolarlo intercambió su último papelillo por un moño a un punkero de cresta azul. 

“Pensé que ustedes habían traído cueros, además el moño servía”, se defendió el culpable del trueque, de pelo azul, un metro sesenta de estatura, incluyendo su cresta, luego de ser acusado de irresponsable. Tomás Soto Donat, principal perjudicado porque fue el que más puso para el porro, aseveró que su amigo: “Fue un poquito precipitado al tomar la decisión de regalar el cuero sin consultarnos, pues estamos más amurados que el mismo punky. Ahora no tenemos ropita para ponerle a la niña”. La angustia obligó a que uno de los muchachos saliera a pedirle algún papelillo a los transeúntes, sin ningún éxito. 

Le pega por comerse las uñas

David Alejandro Vargas

El hecho se presentó en el edificio Acrópolis en el barrio Alta Suiza. Roberto Robers de veinte años advierte por última vez a su novia Marta Martínez que deje de ruñirse las uñas. Cinco minutos más tarde Marta, de diecinueve años, de manera disimulada intenta poner sus dedos en la boca, al ver esto, Roberto toma sus manos y le da una palmada a cada una. 

Marta lleva once años alimentándose de sus pezuñas humanas. “Hemos intentado de todo, hasta una vez le pusimos ají en las uñas, pero se chupada la salsa y seguía con el vicio”, asegura Lorena Lorens, madre de Marta.

La furibunda feminista Paula Cárdenas aconsejó a Marta abrirle un proceso judicial a su novio. “La 

dominación se ha establecido históricamente en el amor, el hombre cree tener la potestad de prohibirle cosas a su pareja. Hoy le prohíbe comerse las uñas, al otro día la puede matar”. 

Marta negó dar declaraciones a Purapaja, ya que se siente avergonzada por el escandaloso hecho. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *