Oración para los nuevos tiempos eclesiásticos

4
(1)

Por Revista The Clinic

Gracias a Diosito que son muy poquitos
Los sacerdotitos que nos tiran las manitos

Si llegaran a ser muchos esto sería escandaloso
Y la iglesia quedaría como un antro de asquerosos 

Gracias a Diosito que son muy poquitos
Los sacerdotitos que nos tiran las manitos

Ahora bien, yo me pregunto: ¿qué define mucho o poco?
Quinientos mil o un millón no parecen ser un moco

Gracias a Diosito que son muy poquitos
Los sacerdotitos que nos tiran las manitos

El padre de mi parroquia me tocaba los pendejos
Y yo siempre me decía: ¿qué chucha quiere este viejo?

Gracias a Diosito que son muy poquitos
Los sacerdotitos que nos tiran las manitos

Si algún día el monaguillo te pide que te acuclilles
Que sea para rezar y no venga y te cepille

Gracias a Diosito que son muy poquitos
Los sacerdotitos que nos tiran las manitos

Nuestro Cardenal es sabio y descarta el acabose
Él no ve nada de malo en que el clero un rato goce

Gracias a Diosito que son muy poquitos
Los sacerdotitos que nos tiran las manitos

En el colegio, el grupo scout o en los retiros de verano
No faltara el desviado que quiera romperte el ano

Gracias a Diosito que son muy poquitos
Los sacerdotitos que nos tiran las manitos

Si es que en más de dos mil años hemos salido de peores
No vamos a naufragar por abusos de menores

Gracias a Diosito que son muy poquitos
Los sacerdotitos que nos tiran las manitos

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *